EL PLACER DE LEER POESIA CON LA PNL (y 7)

Por último, siendo la poesía reino de las metáforas y conociendo ahora la función que éstas tienen, es decir, distraer, divertir, entretener al consciente, mientras hablan directamente al “jefe” y así acceder a conocimientos y recursos sobre nosotros y el mundo, que antes desconocíamos. Quiero acabar este trabajo, con esta bella metáfora que, además, explica la presuposición que dice que “

La habilidad de cambiar el proceso por el cual experimentamos la realidad, es menudo más valiosa que cambiar el contenido de nuestra experiencia de la misma”

Ítaca


Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Poseidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes

y el feroz Poseidón no podrán encontrarte

si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.

Más no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

más no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas

Creo que este curso me ha servido sobre todo para recuperar el placer por hacer y para darme el permiso de ser. Y quiero dar las gracias a la PNL, a Txema, José Ángel, Eider, Kepa, a todos vosotros por acompañarme en ello.

Berta de la Cruz Abarquero

JUNIO 2008

Anuncios

One thought on “EL PLACER DE LEER POESIA CON LA PNL (y 7)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s