EL PLACER DE LEER POESIA CON LA PNL (6)

Y que hay de esos poetas, sensibles hasta la enfermedad, que todo lo filtran por su diálogo interno, para defenderse de la intensidad de unas emociones, que no pueden de otra forma manejar. Busqué en Pessoa y encontré este poema en el que reflexiona sobre cómo piensa su vida , incluso sus sentimientos.


Tengo tanto sentimiento…

Tengo tanto sentimiento

que es frecuente persuadirme

de que soy sentimental,

mas reconozco, al medirme,

que todo esto es pensamiento

que yo no sentí al final.

Tenemos, quienes vivimos,

una vida que es vivida

y otra vida que es pensada,

y la única en que existimos

es la que está dividida

entre la cierta y la errada.

Más a cuál de verdadera

o errada el nombre conviene

nadie lo sabrá explicar;

y vivimos de manera

que la vida que uno tiene

es la que él se ha de pensar.

El amor. ¡Oh el amor por tantos poetas cantado!, ¿hay sistema idóneo para representarlo? ¿Qué utilizaron? Ninguno basta, pues en él todos los sentidos explotan, y entonces, se oyen los besos, se sienten las miradas, de los pensamientos brotan imágenes y los olores, los olores nos trasportan a hondas y arcanas emociones. Es la sinestesia amorosa. Miguel Hernández.

Soneto

Mis ojos sin tus ojos no son ojos,

que son dos hormigueros solitarios

y son mis manos sin las tuyas, varios

intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos,

que me llena de dulces campanarios

sin ti mis pensamientos son calvarios,

criando cardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oído sin tu acento,

ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,

y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores presagio de tu viento

y la olvidada imagen de tu huella,

que en ti principia amor y en ti termina.

Antes de terminar este trabajo quiero mostrar otros hallazgos. Y es que leyendo y leyendo he descubierto que también algunos poetas entienden de PNL, y así Jacinto Benavente, en el siglo pasado, explicaba metaprogramas, describiendo la 1ª y 2ª posición en este “meeting”

En el “meeting” de la humanidad

En el “meeting” de la Humanidad
millones de hombres gritan lo mismo;
¡yo, yo, yo, yo, yo, yo!…
¡yo, yo, yo, yo, yo, yo!…
¡Cu, cu, cantaba la rana!
¡Cu, cu, debajo del agua!
¡Qué monótona es la rana humana!
¡Qué monótono es el hombre mono!
Y luego: a mí, para mí;
en mi opinión, a mi entender.
¡Mi, mi, mi, mi!
¡Y en francés hoy un “moi”!
¡Oh!, el “moi” francés, ¡ése sí que es grande!
“¡Monsieur le moi!”
La rana es mejor.
¡Cu, cu, cu, cu, cu!
Sólo los que aman saben decir ¡Tú!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s