PNL y lenguaje. Calificadores cognitivos

Te propongo un pequeño ejercicio:

1. Piensa en una frase que describa una experiencia neutra, es decir sin demasiado contenido emocional. Imagina que te la estás diciendo a ti mismo.

“Parece que mañana va a llover”


Foto de randradas

2. Ahora imagina que te estás diciendo la misma oración, aunque precedida de la palabra “tristemente”, y observa cómo cambia tu experiencia.

“Tristemente, parece que mañana va a llover”

3. Por último imagina que te dices otra vez esa oración, cambiando la palabra inicial por “felizmente”, y observa de nuevo cómo cambia tu experiencia.

“Felizmente, parece que mañana va a llover”

¿Califica … qué?

Los que aquí hemos llamado calificadores cognitivos son las palabras que hemos puesto al inicio de las frases. Son comentarios que aparecen al comienzo de las mismas y proponen un marco para comprenderlas. Preparan la mente para que responda de una manera determinada a lo que viene después.

Imagina por un momento que todas la frases que uno dijera, o los pensamientos que uno tuviera comenzaran por “lamentablemente”. O por el contrario que comenzaran por “felizmente”. Serían dos maneras de ver la vida muy diferentes ¿no?

Evidentemente, puede resultar incongruente utilizar “felizmente” para todas las situaciones. Este calificador indica un estado fuertemente emocional y pueden resultar inapropiados para determinados contextos o pensamientos.

Afortunadamente, existen otros calificadores que despiertan estados más neutros en cuanto a lo emocional y resultan más universales. Son los que giran alrededor de los estados de interés, curiosidad, atención o entendimiento: “De forma interesante”, “curiosamente”, “sorprendentemente”, “comprensiblemente”. Este tipo de estados pueden ser útiles y apropiados tanto para situaciones agradables como desagradables y resultan un recurso excelente para re-enmarcar experiencias difíciles.

Es interesante, imagina lo que puede suceder si estás con una persona que te describe una situación problemática. Puedes retroalimentar su experiencia comenzando con un “de una forma interesante” o “sorprendentemente” y observar los cambios que indican si esta persona percibe la situación desde otro punto de vista.

Obviamente, esa “otra persona que describe problemas” puedes ser tú mismo. Felizmente.

(Adaptado de ¿Qué hace que un Practicante de la PNL pueda ser considerado “bueno”? de Steve Andreas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s